Presentación

La Clínica Jurídica de la Universidad de Valladolid permite contribuir y ayudar a aquellos colectivos sociales más desfavorecidos al tiempo que posibilita a los estudiantes aproximarse de forma real y concreta a situaciones que serán objeto de su actividad profesional. Compromiso, responsabilidad y servicio son ejes fundamentales en este tipo de prácticas. Incluyendo también actuaciones de promoción, divulgación y sensibilización de los derechos humanos, como vías para su protección mediante la prevención. Aprender prestando un servicio que consiste en un asesoramiento jurídico, gratuito y sin ánimo de lucro a entidades del tercer sector y personas sin recursos económicos o en riesgo de exclusión social bajo la supervisión de profesores y profesionales.

La Clínica Jurídica de la Universidad de Valladolid se asienta sobre los Proyectos de Innovación Docente de los cursos 2013-2014 y 2014-2015, siendo éste último reconocido con el Premio de Innovación Educativa en la edición de 2014, por parte del Consejo Social de la Universidad de Valladolid.

El objetivo fundamental es formar estudiantes universitarios que asuman un compromiso y una sensibilidad hacia los derechos humanos y las situaciones de desigualdad y discriminación. Constituye una metodología útil para que la Universidad cumpla con la responsabilidad social que tiene y para alcanzar los fines esenciales del Espacio Europeo de Educación superior, especialmente pero no solo, para los estudios jurídicos: actualización, modernización, internacionalización y promoción de la sensibilización social . Porque han cambiado tanto los contenidos del Derecho como el propio funcionamiento del sistema jurídico, requiriendo cada vez más la interrelación entre profesionales de ámbitos diversos, ya del terreno educativo y económico como del médico y asistencial, si es que el Derecho pretende cumplir adecuadamente con la función social que le demanda la sociedad. La aprobación de las titulaciones actualmente vigentes en la Universidad de Valladolid exigía un compromiso de realización de derechos humanos, siendo esta metodología una vía para formar a los estudiantes precisamente en aquellas competencias relacionadas con el compromiso ético que sus titulaciones implican

El carácter no profesional de la Clínica Jurídica, implica no poder asumir la representación o gestión de asuntos ante instancias judiciales u órganos administrativos ni frente a terceros particulares. Será el destinatario del servicio quien tomará la decisión de dirigirse al profesional correspondiente para la satisfacción de sus intereses, a partir de las posibles soluciones recomendadas para las cuestiones planteadas.